TERAPIA INFANTIL Y ADOLESCENTE

“Una de las cosas más afortunadas que te pueden suceder

en la vida es tener una infancia feliz”

Agatha Christie

La evaluación psicológica en niños y adolescentes es diferente a la de los adultos y es importante tenerlo en cuenta para poder realizar con éxito el proceso terapéutico. Considero fundamental llevar a cabo una valoración desde una perspectiva holística, es decir, integrando tanto los síntomas que presenta como la información procedente de múltiples evaluadores: la familia, el colegio, las relaciones sociales, etc.

El objetivo de dicha evaluación es atender las variables biológicas, cognitivas, emocionales, sociales, físicas y educativas del niño o adolescente.

El espacio de trabajo será un lugar seguro, cómodo y adaptado a todas sus necesidades. De este modo, facilitaremos la creación de una buena relación terapéutica y aumentaremos su bienestar psicológico presente y futuro.

Posiblemente, el desconocimiento de los hitos evolutivos correspondientes a cada edad cronológica del niño o adolescente es lo que impulsa a que muchos padres acudan a consulta. Por esta razón, es necesario explicar al niño por qué acude y qué se espera de su participación en el proceso terapéutico.

En el establecimiento del diagnóstico debe primar la perspectiva evolutiva, puesto que los niños y adolescentes están en constante cambio. La decisión sobre si existe o no psicopatología depende de la edad cronológica y del nivel de desarrollo del niño. Por tanto, el diagnóstico en niños y adolescentes no es estático y estará ajustado al momento puntual en el que se encuentre.

¿Nos necesitas?

Rellena este formulario y cuéntanos

Te responderemos a la mayor brevedad posible.

8 + 4 =

Abrir chat